El origen del asado se confunde con los orígenes de la humanidad. Asar la carne marca un hito en la historia del hombre, cuando da el paso gigantesco de cocinar, exponiendo a la acción del fuego sus alimentos y transformando lo crudo en lo cocido. Asar es el modo más primitivo de concretar esa transformación. De todas formas, nada va a convencer a los argentinos de que el asado no es un genuino invento de nuestros gauchos en la vastedad de las pampas. Este libro nos descubre todos sus secretos, para así poder convertirnos en asadores expertos.

More by Eduardo Casalins