Un test positivo de embarazo no era el único recordatorio que Alice tenía de su única y maravillosa noche con Adoni Petrakis. ¡El recuerdo de sus experimentadas caricias no la dejaba dormir! Pero, cuando le dio la noticia, el millonario la sorprendió todavía más con un contrato en el que exigía poseerlos a ella y al bebé.

Entonces, Alice comprendió que estaba atrapada.

More by Annie West